Se me ha mojado el móvil

Estabas tan entusiasmad@ con la llegada del buen tiempo que no lo pensaste dos veces y te zambulliste de cabeza en el agua, cuando te diste cuenta de que no le habías puesto el chubasquero a tu móvil.

Los móviles se calientan con el uso, pero no te recomendamos que los refrigeres de esta forma, no son como los Gremlins que se multiplican por doquier (si lo consigues, avísanos!), pero les sienta igualmente fatal la humedad.

Si has tenido algún percance con el líquido elemento, no lo dudes ni un segundo, tráenos tu móvil rápidamente para que podamos resucitarlo. El tiempo es crítico, el agua oxidará los contactos del circuito y puede que hasta provoque algún corto que dañe la placa. Antes de que ocurra esto, es vital que le quites la batería al móvil y nos lo acerques con la mayor brevedad posible. No te la juegues haciéndole la competencia a Chicote con un nuevo rissoto de smartphone, es cierto que el arroz absorbe la humedad, pero a un ritmo tan lento que en la mayor parte de los casos tu placa estará severamente dañada cuando se evapore la última gota de su interior. Hay que abrir y operar, son casos de urgencia y siempre son más económicos que un caro arroz que ni tan siquiera podrás comerte después.